5 hábitos de un buen líder

Ya sea en el ámbito de la empresa, de la administración, de un deporte, hobby, o cualquier otro, los grupos de personas necesitan de un líder. Y estos líderes, necesitan que estas personas estén satisfechas con su actuación. Muchas veces puede darse que existan jefes sin capacidad de liderazgo, o líderes naturales que no ejercen este liderazgo innato con la correcta actitud. Por eso hoy te daremos a conocer algunos de los buenos hábitos de un buen líder.

5 hábitos de un buen líder

Buen lider

¿Cómo es un buen líder? ¿Cómo reconocer a un líder que motiva, y consigue resultados positivos independientemente del equipo que dirija? ¿Qué hábitos tiene? En este artículo vamos a resolver estas incógnitas.

Revisa mayor información leyendo sobre Cómo gestionar tu tiempo para ser más productivo

Reconoce el trabajo

Uno de los buenos hábitos de un buen líder es saber reconocer cuando sus empleados o compañeros realizan un buen trabajo, una buena acción o sencillamente cuando tienen una actitud proactiva. Es importantísimo saber transmitir nuestro agradecimiento a nuestros trabajadores por estas acciones que reafirma nuestro liderazgo, su éxito es nuestro éxito.

Comprende a sus subordinados

En este sentido, un buen líder no puede ser una persona que se mantenga aislada de la situación personal de sus trabajadores. Al contrario, un hábito clásico de un buen líder es saber entender la situación y los problemas de sus subordinados. Si somos comprensivos y sabemos actuar en consecuencia, recibiremos más respeto y admiración por parte de nuestros subordinados, lo que a la larga se traducirá en un trabajo más concienciado y con mayor dedicación. ¿Por qué? Porque ellos también nos comprenderán cuando tengamos que exigirles un poco más de lo habitual por circunstancias excepcionales.

Exigencia

Lejos de lo que se suele pensar, un buen líder siempre ha de ser exigente. La exigencia no es un factor negativo, sino todo lo contrario. Una exigencia sana va reñida con una buena motivación de nuestro personal así como la consecución de unos objetivos compartidos, con recompensas si se logran y mucho reconocimiento, como hemos mencionado algunos puntos antes.

Ejemplo de liderazgo

Hablar y escuchar

Muchos jefes y líderes sólo hablan, y este es uno de los principales errores con los que nos podemos encontrar ya que un líder ha de tener también la capacidad de saber escuchar los problemas de sus empleados y también saber que escuchar es el primer paso para ganar el respeto de sus subordinados y que estos lo vean como un compañero y no como un frío jefe con el cual nada les une.

Ser justo

Ser justo supone un cambio de mentalidad. Tenemos que plantearnos un sistema de premios para aquellos que realicen su trabajo con esmero, y del mismo modo, saber motivar y ser estricto con aquellos que se salten sus obligaciones o no cumplan  con toda la diligencia que podrían tener. Es importante que los trabajadores sepan que su esfuerzo tendrá recompensa y que su desidia o dejadez no pasará inadvertida para el líder.

Existen muchos más hábitos de un buen líder, sin embargo estos son los más importantes para conseguir el éxito en nuestras organizaciones de todos los ámbitos. Esperamos que a partir de ahora puedas mejorar tu comportamiento como líder y reafirmarse en tu posición para conseguir mejores resultados, tanto individuales como colectivos.

Artículos relacionados