¿Buscando tu idea de negocio? Estas son tus mejores opciones

Para llevar a cabo una idea de negocio primero debemos enfocarnos en lo que queremos y anhelamos convertir en una realidad, como el deseo  de emprender un negocio, claro está que debemos asumir grandes retos y desafíos para poder alcanzarlos. Si tienes la disposición de luchar, de esforzarte y si te sobran las ganas ya tienes la ruta hecha hacia el éxito, solo debes estudiar en el abanico de oportunidades que tienes para arrancar tu propio negocio,  que esas ideas que tengas estén basadas en lo que más te apasione, busca en las cosas donde te desenvuelves mejor y  en las habilidades que tengas.

Nota
Este artículo forma parte de nuestro Curso de Emprendedores correspondiendo a la lección 1/15 – Buscando tu idea de negocio.

Si todavía no lo has hecho suscribete a nuestra Newsletter y recibirás el curso completo, además te mantendremos informado de todas las novedades y eventos del mundo empresarial, te enviaremos guías y contenidos exclusivos. ¿A que esperas?

Como consolidar esa idea de negocio que quieres emprender

idea de negocio2

 

Una vez hecho esto definamos la idea de negocio como el producto o servicio que me interesa ofrecer en el mercado y el vehículo que pretendo utilizar para atraer a la clientela y devengar ganancias.

Para buscar tu idea de negocio deberás realizar ciertas preguntas:

¿Qué talento tengo, que cosa sé hacer mejor?

A veces nos desesperamos por encontrar una idea sin revisar nuestras capacidades y nuestras experiencias de vida, pues bien analicemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades y organicemos esa idea basados en nuestras habilidades personales para llevarlas a la práctica.

¿Puedo buscar apoyo en alguien?

Si tienes personas allegadas, que te puedan ayudar a echarte una mano en el negocio que deseas emprender aprovéchalo, nunca esta demás las sugerencias y el aporte de nuevas ideas que te pueden servir para impulsar esa empresa que sueñas.

¿Cómo puedo obtener resultado en el mercado?

Puedes comenzar con algo pequeño para no hacer una inversión muy grande y que te genere ingresos, empieza por detectar las demandas insatisfechas observa el mercado y sus necesidades. Acércate a las zonas comerciales y verifica el comportamiento de los consumidores, investiga el producto o servicio más solicitado, identifica gustos,  preferencias y estadísticas de consumo.

Si quieres trabajar por tu cuenta comienza siendo creativo  genera muchas ideas que sean rentables, trata de innovar, busca las tendencias y adecua tus ideas al tiempo que estás viviendo.

Para realizar nuestros sueños tenemos que ser emprendedores, para ello se necesita ser audaz en los negocios, proponerse metas escoger el proyecto más idóneo y que sobre todo nos genere ganancias si estamos en búsqueda de nuestra independencia económica. Al elegir esa idea de negocio para ponerla en marcha deberás estar claro en lo que deseas ofrecer y en la demanda que puede tener este servicio o producto, para poder satisfacer las necesidades requeridas.

idea de negocio1

Por lo tanto debes estar bien informado del campo donde vas a incursionar y como puedes introducirte en esa área, prepárate para tener esas herramientas necesarias para alcanzar el éxito que todos desean al emprender una empresa o negocio. Al tener el proyecto tenemos todos los aspectos importantes para convertir nuestra idea en lo que pretendemos que sea nuestro negocio.

Investiga las necesidades de las personas

Te sugerimos que busques a la persona que tiene el problema o necesidad para que el servicio que prestes pueda dar solución de una manera diferente y quizás más económica que los otros competidores. Luego sigue en la búsqueda de cierta cantidad de personas que presenten la misma particularidad, y demuestra que todos poseen los mismos problemas que requieren de la misma solución.

Propuestas de soluciones

Una vez que hemos detectado los problemas a resolver, lo que tenemos que hacer es generar soluciones para satisfacer a esos clientes, este proceso que conllevará a soluciones originarán  ideas innovadoras para la empresa. Los resultados deberán estar fundados en los beneficios que aporte la resolución del problema de los clientes.

Habla con los posibles clientes

Al hablar con los clientes obtendrás conocimientos de sus requerimientos, pues esta es la clave para el éxito de cualquier negocio. Son los clientes quienes constituyen la razón de ser de la empresa y el éxito o el fracaso se define por la compra, ya que adquirirán el producto o servicio si confían que les ofrecerá mayores ventajas que los competidores.

Conoce la competencia

Para ello necesitamos conocer quiénes son los principales proveedores, como operan, que cuota del mercado representan e incluso conocer sus puntos débiles y fuertes. Avizorar si se puede introducir un producto similar al mercado que pueda penetrar y estar atentos en saber en qué ritmo a qué precio y las incidencias que se puedan suscitar para el éxito de nuestro negocio.

Busca algo que tenga demanda

Indaga cuales son los productos que tienen más demanda por parte del consumidor, pero para los cuales la demanda aún no ha sido satisfecha, identifica las principales necesidades a través de familiares amigos y conocidos.

¿Cómo será la distribución?

Hay que tomar una importante decisión porque el producto tiene que llegar al consumidor, debemos preguntarnos ¿por qué  vía? que canal de distribución utilizaremos para introducir nuestro producto, qué cantidad de posibles clientes tenemos y como desearían adquirir el producto.

¿Cómo será el financiamiento?

Primero hay que preguntarse sobre el financiamiento cuánto va a costar poner en práctica el negocio para llevar en buen término la gestión de la misma. Podemos idear un plan para calcular la cantidad de dinero que nos hace falta basándonos en la hipótesis que hemos usado para prever la evolución del negocio.

Como ya hemos visto para hacer un plan de empresa o una idea de negocio hay que seguir una serie de pasos y recomendaciones necesarias. Igualmente podemos decir que no conocemos la receta perfecta para alcanzar el éxito, pero sin embargo, podemos añadir que realizando una correcta planificación podemos evitar algunos errores y despejaremos dudas.

Artículos relacionados