Cómo fomentar el trabajo en equipo (de verdad)

Mucho se ha escrito sobre como fomentar el trabajo en equipo. Ríos de tinta se han vertido sobre este tema y en muchos casos las conclusiones a las que se han llegado no han sido del todo adecuadas, quizás por adoptar un enfoque excesivamente teórico de la material, muy alejado del funcionamiento de una empresa de verdad.

Es por ello, que contando con este componente práctico, hemos querido plasmar en un artículo y de una vez por todas, aquellos secretos para conseguir que el trabajo en equipo deje de ser un concepto en una pizarra y sea una realidad que genere beneficios económicos a nuestra empresa.

¿Cómo construir el trabajo en equipo?

trabajo-en-equipo3

Si bien hay distintas teorías sobre la construcción de los equipos de trabajo, todas coinciden en que su constitución depende del criterio del empleado o mánager que mejor conozca las características de los trabajadores de los que dispone.

La auténtica discrepancia entre teóricos surge cuando hablamos de la durabilidad de los equipos. Algunos piensan que lo mejor es ir variando los equipos de trabajo, nosotros, por contra, consideramos que los equipos se fortalecen con el tiempo. ¿Es importante variar? Absolutamente, pero sólo cuando veamos síntomas de agotamiento o fricciones, nunca antes.

Elementos a tomar en cuenta para el trabajo en equipo

trabajo-en-equipo2

Igualdad

La filosofía de equipo es una filosofía entre iguales. Esta es la principal puerta de salida para que el trabajo en el grupo sea exitoso. Todos trabajan por igual, los esfuerzos son compartidos y los méritos del trabajo conseguido son también comunes, de todos y todas.

La única posibilidad de diferenciación dentro de un equipo está relacionada con las diferentes funciones que realice cada trabajador por su especialidad concreta o por sus cualidades personales y profesionales. Pueden y deben asignarse roles o responsabilidades dentro de cada equipo.

Si quieres construir uno o varios equipos de trabajo, como empresario has de ser el garante de que los egos no jueguen malas pasadas y que la igualdad sea el componente de partida.

Respeto

La otra cara de la igualdad es el respeto. El respeto se da y se recibe por parte de los diferentes miembros del equipo de trabajo. Las opiniones, pueden y deben ser diversas, y depende del empresario que en el seno de los grupos de trabajos todos ellas sean respetadas y oídas.

Poniendo especial atención en el respeto a las opiniones de grupos tradicionalmente discriminados como es el caso de la mujer. La opinión de todos y todas es igualmente importante, las decisiones serán colectivas y consensuadas en su caso con el empresario o mánager.

Estímulos

El empresario obtiene su estímulo con la consecución de sus beneficios económicos. Si bien es cierto que los trabajadores son retribuidos por su trabajo ordinario con su salario, es importante considerar que las pagas por productividad o resultados son una alternativa interesante para complementar estos salarios en función de los méritos y resultados conseguidos.

No hay que tener miedo a pagar este tipo de cuantías extraordinarias. No son fijas y no generan derechos permanentes, se pagan cuando se merecen.

Además a ningún empresario le costará pagar este tipo de retribuciones si ha recibido una producción extraordinaria, mejorado resultados u obtenido una contra-prestación en forma de ingentes beneficios a su empresa.

Proporción

Los equipos de trabajo encuentran uno de los motivos de su fracaso más habitual en la desproporción de las tareas a realizar y la propia capacidad del equipo. Hablando de otra manera, los equipos de trabajo no pueden estar desbordados de tareas. Además de desmotivar al equipo se consiguen resultados de menor calidad.

Es responsabilidad absoluta del empresario conseguir que los equipos tengan una carga de trabajo intensa pero no asfixiante.

Si te ha gustado este artículo ayudanos a promocionarlo en tus redes sociales preferidas.

¿Tienes dudas o quieres contarnos tu experiencia? Déjanos un comentario más abajo.

Artículos relacionados