Herramientas para encontrar su idea de un gran negocio

A la hora de comenzar con un nuevo negocio es posible que nos veamos en un mar de dudas debido en primer lugar a la falta de herramientas adecuadas para decidir que rumbo o que campo abarca nuestro futuro negocio. Es por ello que nos decidimos a empezar con este artículo, para darte las herramientas adecuadas a fin de que puedas empezar tu negocio con una gran idea, lo que sin dudas será el pilar básico para el éxito del mismo.

Para encontrar una gran idea tenemos que realizar un pensamiento ambicioso pero siempre en base a unos criterios o herramientas comunes, que nos guiarán en este primer punto creativo y principal reto para el éxito de nuestro negocio.

El inicio de la idea

idea

Sin lugar a dudas, el inicio de la idea será en todo caso una lluvia de ideas creativa pero siempre selectiva. Es decir,  intentaremos volcar de manera desorganizada todos los conceptos que nos interesen, los campos comerciales que intentamos abarcar así como las posibilidades en relación a ellas.

Seguramente, tras este primer impás, tendremos ya una buena cantidad de ideas, como materia prima para seleccionar y perfeccionar en los siguientes pasos.

Ahora tendremos que seleccionar sólo una idea, la que consideremos más atractiva. También puedes leer más en 5 +1 libros para entender y lograr el éxito empresarial

Darle forma a la idea: observación y análisis

El primer consejo que te vamos a dar para trabajar con este cúmulo de ideas y que a su vez es la herramienta básica para que nuestro negocio tenga una base exitosa es la de utilizar la observación. Nos referimos a observar otros modelos de negocio similares a nuestra idea, y que nos resulten a) conseguibles b) ambiciosos c) cercanos d) viables. Con todo ello tendremos una buena base para intentar emular, mejorando algunos aspectos o adaptando otros a nuestra concreta situación.

El segundo punto clave es el análisis de nuestras posibilidades. Cuando hablamos de posibilidades nos referimos fundamentalmente a las opciones económicas, técnicas, organizativas o productivas que puedan limitar nuestra futura actividad. Es, en definitiva, saber con lo que contamos para construir nuestro negocio.

Entendemos que tras este primer paso de la observación de modelos de negocio relacionados ya existente y tras el análisis de nuestras posibilidades ya podremos pasar a la tercera fase de construcción de la idea, la que se conoce como “Adaptación

Esta fase consistirá en adaptar la idea a nuestras posibilidades anteriormente volcadas.

idea2

Concluyendo la idea: La crítica como puntal

El último paso, con la idea ya trabajada y desarrollada será el de conseguir concluir con una crítica constructiva. ¿Qué criticar? Fundamentalmente aquellos puntos que consideremos más débiles y complicados de aplicar. El objetivo de la crítica será siempre el de conseguir mejorar nuestra idea y hacerla más fuerte.

Esperamos que con esta pequeña guía, el encontrar una idea para realizar tu negocio sea mucho más fácil y sobretodo, que el resultado sea altamente positivo tanto para tus resultados personales como económicos a corto, medio y largo plazo.

Más artículos de la serie

¿Preparado para vivir de tu negocio on-line? Prepárate para una nueva experiencia empresarial, si no tienes todavía tu negocio on-line te ayudo a montarlo paso a paso y si ya lo tienes te voy a ayudar a convertirlo en una máquina de generar dinero.

Vamos a comenzar tu viaje empresarial

Artículos relacionados