¿Se puede permitir una PYME formación continua para sus empleados?

Hay un refrán que dice que sólo hay algo peor que formar a nuestros empleados y que se vayan; no formarlos y que se queden. Esta ha de ser la filosofía de empresa en relación a la formación continua de nuestros empleados. La formación aporta numerosas ventajas, y una de las dudas más importantes que suele tener el empresario es la de si una PYME (Pequeña y mediana empresa) puede o no permitirse una formación continua. En este artículo te lo desvelamos.

La formación como herramienta empresarial en una PYME

pyme1

Sin lugar a dudas, la formación es uno de los pilares de la empresa actual. Si hace unas décadas sólo algunas empresas apostaban por la formación continua, en la actualidad esta supone casi una obligación. El motivo de dicho cambio no es otro que el de los continuos cambios y evoluciones en la teoría y en la técnica de la mayor parte de ramas de la empresa. Esto nos obliga a tener empleados motivados y actualizados. También es necesario disponer de jefes que sean capaces de absorber estos cambios a través de una formación específica.

Definición
La formación continua consiste en mantener un plan de formación y actualización a través de cursos y charlas para que los empleados puedan recibir los nuevos conocimientos en las materias que les corresponden

Ventajas fundamentales de la formación

La formación tiene una serie de ventajas entre las cuales pensamos importante destacar:

  1. Previene los riesgos laborales
  2. Aumenta la rentabilidad  de la empresa
  3. Crea una mejor imagen de marca y de empresa
  4. Mejora la relación del personal y la confianza entre ellos
  5. Contribuye a la solución de problemas en el día a día
  6. Hace más elevada la calidad del trabajo en la empresa
  7. Soluciona problemas relacionados con las dificultades técnicas
  8. Incrementa las capacidades organizativas

Y estas son sólo algunas de las diferentes ventajas que una formación correcta puede aportar a nuestra empresa. Cuando hablamos de formación “correcta”, nos referimos a que

  • La formación continua ha de ser adecuada a los fines de la empresa
  • Acorde al nivel formativo de nuestros empleados
  • Útil para la realización de los cometidos diarios de nuestra empresa
  • Tendrá que ser una formación de calidad.

Si cumple estos cuatro objetivos estamos hablando de una formación “correcta”.

¿Podemos permitirnos una formación continua?

Es el principal aspecto que hemos planteado desde el inicio, y si bien considerábamos fundamental hablar en primer lugar de las características y ventajas de apostar por la formación, tenemos que hablar ahora de este aspecto económico/organizativo.

La respuesta correcta a esta pregunta y a otras relacionadas es “Hemos de poder permitirnos una formación continua”. Si actualmente no podemos hacerlo por cuestiones organizativas o económicas tenemos que crear las condiciones adecuadas para poder permitírnoslo. Aquí te contamos como hacerlo.

¿Cómo permitirnos una formación continua en nuestra PYME?

pyme

Son tantas y tan variadas las ventajas que si disponemos de una plantilla de trabajadores limitada, podemos optar porque la formación sea espaciada y manteniendo el número máximo de trabajadores durante dicha formación, siendo individualizada o estableciendo reducciones de jornada que hagan posible la compatibilidad formativa-laboral.

En el caso de que las dificultades sean de tipo económico habremos de ajustar nuestros ingresos y ganancias para que la formación tenga un hueco en nuestra planificación económica. También, tendremos que informarnos sobre planes formativos que ofrezcan las administraciones u organismos autónomos relacionados, ya que estos tendrán un coste muy inferior y permitirán el acceso a la formación a todas las PYME que estén interesadas en sumar valor formativo a su actividad.

Otras alternativas igualmente importantes y necesarias van en relación con la existencia de entidades formativas tanto públicas como privadas que ofrecen diferentes planes de pago para que definitivamente la formación sea posible, incluso para aquellas PYME de menores dimensiones, ya que precisamente será esta formación la que conseguirá que nuestra empresa despegue.

Enlaces de interés:

Fundación Tripartita

Si te ha gustado este artículo sobre la formación continua de las empresas ayúdanos a promocionarlo en tus redes sociales preferidas.

¿Tienes dudas o quieres contarnos tu experiencia? Déjanos un comentario más abajo.

Artículos relacionados