Sistemas automáticos para invertir en Bolsa o en Forex

La evolución de las diferentes plataformas de inversión ha derivado en el fortalecimiento del sector de los sistemas automáticos de inversión. Estos sistemas permiten al inversor la automatización de la totalidad de las decisiones económicas. De esta forma, los factores emocionales e irracionales se dejan completamente de lado, lo que supone una gestión del riesgo mucho más óptima y un incremento de disciplina y eficacia operativa.

Por otro lado, los sistemas automáticos permiten operar en cualquier momento del día, actuar con gran rapidez en momentos de alta volatilidad y el ajuste a unas determinadas líneas de actuación, fijadas a través de la programación del sistema. Estas ventajas son las que explican el enorme incremento de la popularidad de estos sistemas entre las distintas capas de los inversores.

La automatización de las inversiones consiste en un cambio desde el tradicional análisis económico hasta la programación y deshumanización de la gestión del portfolio a través de complejos algoritmos optimizados. Es por eso por lo que algunos expertos se refieren a ellos como “trading algorítmico”.

Los diferentes sistemas automáticos

sistemas-automaticos1

Sin embargo, la elección del correcto sistema de inversión no siempre es fácil, ya que hay que analizar una serie de aspectos. Para llevar a cabo esta labor, el inversor dispone de herramientas de gran utilidad, como es el caso de la plataforma Tradingmotion, que aporta un conjunto de factores de gran importancia, como: porcentaje de sesiones ganadoras, profit factor, ROI anualizado, peor drawdown o el capital mínimo de inversión. Pese a que algunos sistemas llevan incorporadas exhaustivas medidas de contención de riesgo, conviene recordar que la adecuada diversificación es la mejor herramienta de gestión del riesgo.

Entre los sistemas automáticos podemos diferenciar entre los que se limitan a proporcionar señales de compra o venta, y los que ejecutan las acciones de forma directa. Obviamente, los más populares son estos últimos ya que permiten al inversor desentenderse de su gestión. Además, este segundo grupo también puede dividirse en dos subcategorías: sistemas tendenciales, sistemas antitendenciales y sistemas de pauta chartistas.

  1. Los sistemas tendenciales basan su actuación en la búsqueda de tendencias dentro de un determinado marco temporal.
  2. Por el contrario, los sistemas antitendenciales trabajan dentro de las tendencias, atendiendo a los indicadores de ciclo y aprovechando ciertos movimientos de reacción.
  3. Por último, los sistemas de pauta chartista trabajan exclusivamente con formaciones propias del análisis técnico y un horizonte temporal muy reducido.

Pese a que la sistematización de las inversiones puede emplearse con cualquier gama de activos, lo cierto es que los contratos de divisas y los contratos futuros sobre índices son los instrumentos más empleados, dada la alta liquidez y renombre de los activos subyacentes.

sistemas automaticos2

Algunos inversores con habilidades matemáticas e informáticas. son capaces de programar sus propios algoritmos y operar con ellos, aunque no suele ser lo más común dada la elevada complejidad de esta labor. Lo más recomendable es realizar arduas pruebas de backtesting antes de operar con dinero real. Algunas plataformas proporcionan herramientas que simplifican mucho la tarea de programar algoritmos, permitiendo realizar las pruebas pertinentes antes de lanzarlo al mercado.

¿Porque son necesarios los sistemas automáticos?

Los sistemas automáticos de inversión también tienen muchos detractores, que afirman que los únicos beneficiados son los intermediarios financieros que cobran muchas comisiones, dado el alto número de operaciones que se llevan a cabo en muy poco tiempo. Estos mismos detractores argumentan que la mayor parte de los sistemas no son consistentes en el largo plazo, ofreciendo unos retornos que pocas veces muestran un signo positivo.

Es cierto que los sistemas automáticos o también conocidos como “robots” ofrecen un importante número de ventajas, pero también poseen ciertos inconvenientes que deben ser calibrados a la hora de valorar la conveniencia de su uso.

¿Te ha gustado este artículo sobre las sistemas automáticos de inversión? Ayúdanos a promocionarlo en tus redes sociales preferidas.

¿Tienes dudas o quieres contarnos tu experiencia? Déjanos un comentario.

Artículos relacionados